Moterus

Moterus

Para participar en este foro tienes que estar registrado en moterus. Entra o Regístrate.
#1 Escrito el 28 Abril 2019, 22:44 | Editado el 01 Mayo 2019, 21:00

Una pequeña crónica de la ultima aventura, espero que os guste.

http://motosviajesyfotografia.blogspot.com/2019/04/teruel-rutas-moteras.html

#2 Escrito el 29 Abril 2019, 12:08

Muy bonita ruta y sus fotos, me ha gustado mucho la frase : de la autovía se cansa uno en seguida y le dije al gps que me llevase por una ruta entretenida.

Que gran verdad, no con coche me gustan este tipo de vías, solo las uso si lo veo necesario, de lo contrario las esquivo.

El campo base no será en pantano de La Estanca ? 

Por caminos poco he recorrido Terúel y aseguro que existe. 

Una vez mas gracias por compartir la experiencia.

#3 Escrito el 29 Abril 2019, 15:04

Gracias a vosotros por leerla 

Si, es la Estanca.

Por el Matarraña y el Maestrazgo con tu coche descubririás sitios, lugares y pueblos que merecen mucho la pena.

#4 Escrito el 29 Abril 2019, 20:38

La Estanca, Alcañiz, ahi estuvimos hace unos años una kdda en Alcañiz y esa puerta del camping es inolvidable con sus pinos.

#5 Escrito el 30 Abril 2019, 15:30 | Editado el 30 Abril 2019, 15:32

Un lago sin pato, es como una charca sin barro....

Una pasada las fotos últimas del atardecer en el lago del camping.

Y ésta, también:

#6 Escrito el 01 Mayo 2019, 21:00 | Editado el 01 Mayo 2019, 21:02

Esta es de esas fotos que tienen su pequeña historia y por eso le tienes un poco mas de cariño.

Durante el viaje me la iba imaginando, luego buscar el sitio adecuado (exteriores también lo llaman), quería que saliese también alguna flor para darle algo de color.

El lugar que me gustaba no podía hacer la foto.

Donde podía hacer la foto, no me acababa de convencer.

Todo esto mientras disfrutaba de llevar la moto por esas carreteras.

Ya casi tiro la toalla y en uno de los últimos tramos de vuelta a casa encuentro el lugar que me gusta.

Es un sembrado con la tierra húmeda.

De puntillas para no liar ningún estropicio me adentro en el sembrado, llenándome de barro y "acollonido" por si venía el pagés y me pegaba, con toda la razón, una tremenda bronca.

Hice dos tomas rápidas, casi a ciegas (el sol reflejaba en la pantalla del móvil y apenas se veía nada) y hasta que no llegué a casa no pude ver el resultado.

La foto es tal cual, sin recortes ni edición.

Una de esas fotos que tienen su pequeña historia.