Libertad, naturaleza, amistad, buenas conversaciones, y muchos kilometros de asfalto por recorrer, con mi YBR ... no necesito más.